Este curioso año 2022

Muy buenas a todos. ¡Cuánto tiempo!

    La verdad es que entre la vida que llevamos ahora de estrés, rapidez, cansancio y todo esto mezclado con un poco de hartazgo y la falta de tiempo hicieron que este blog poco a poco fuera cayendo en desuso. Esa falta de tiempo para actualizar, de ganas por escribir... Twitter daba respuesta a esta necesidad que tenemos todos de dar nuestra opinión, y de forma mucho más inmediata (y a veces sin pensar) y sin necesidad de tanto formalismos como editar el texto, corregirlo, poner imagenes... hicieron que los blogs hayan quedado bastante en desuso.

    Pero tras el Salón de este año, me he propuesto despertarlo una vez más (quién sabe si será la última) para dar un poco mi opinión sobre las licencias que se han ido anunciando y publicando y que nos están lanzando a la cara sin parar por parte de todas las editoriales. Ya en esta frase va un poco implícita mi opinión sobre, al menos, la cantidad de las mismas. 

    Obviamente, todo esto es mi opinión y mi punto de vista totalmente subjetivo, y que seguramente no será compartido por mucha gente, pero para eso están los comentarios. Además, ni me dedico a esto ni soy periodista, y lo hago desde un punto de vista de consumidor, lector y coleccionista. Empecemos.

EDITORIALES
    Creo que queda bastante claro que es justo que empecemos por las editoriales, porque al final son ellas las que deciden (lo que traen, quienes decidimos si comprar o no somos nosotros). Tengo la impresión de que, durante un tiempo, dentro de las "grandes" hay una que es aún más grande, Planeta, que puede permitirse el lujo de licenciar cosas que difícilmente veríamos en nuestro país, como puede ser Ippo. No creo que una editorial que no tenga un gran colchón detrás pueda permitirse traernos esa obra, junto a otras como nuevas ediciones de One Piece, Saint Seiya, Bastard!! y nuevas ediciones y obras de autores como Rumiko o Urasawa, que no creo que sean baratos,precisamente.

    Y por supuesto, dentro del grupo de las "pequeñas" yo ya saqué a Milky y Arechi (que yo nunca metí en este grupo) porque sacan una cantidad bastante destacable de novedades al mes. Así pues, mi grupo de "las grandes" se quedaría con Planeta, Norma, Ivrea, Panini, ECC, Milky, Arechi añadiendo a Distrito, última editorial que ha aparecido con un aluvión de licencias  algunas de ellas esperadas o pedidas desde hace años, como Beck o As the God Will... pero es que ésta ya nacía siendo grande.

DEMOGRAFÍAS
    Aquí creo que no me voy a detener mucho. Todos podemos ser conscientes que estamos en un momento bastante bueno y con bastante variedad, aunque siempre puede mejorar. Este año ha sido el año del BL y el año en el que el hentai ha vuelto a nuestro mercado de la mano de Babylon. Obviamente, las demografías predominantes son el shonen y el seinen, y parece que así va a ser durante mucho tiempo, porque tienen mucho tirón y al final a occidente lo que más nos llegan son noticias de estas obras. Quizá el shojo y el josei son las dos demografías de las que menos llegan obras, y que cuando llegan es más difícil que se produzca un revuelo con ellas, quitando alguna excepción como con las sirenitas de Arechi.

    

    Quizá por esto, actualmente soy un poco reticente a la hora de hablar de demografías cuando me preguntan por algún manga o me piden alguna recomendación. Ha quedado patente en numerosas ocasiones en redes sociales, que hay, sobre todo, chicos que por ejemplo no compran shojo por ser "para chicas". Sin embargo, sí hay muchas chicas que compran shonen o seinen sin ningún tipo de problema. Una pena. ¿Será que a un hombre o chico adolescente le da vergüenza que le vean comprar Time Stranger Kyoko? ¿O Y aun así eres muy dulce? (habría que meditar sobre esta situación. Yo por ejemplo de la tienda salgo con shonen, shojo, josei, seinen, hentai, BL, yuri... lo que me apetezca comprar, me la sopla bastante lo que piense la gente cuando me ve llevándome todo eso... Pero no todo el mundo es así. 

TÍTULOS
    Y bueno, hemos llegado a un punto en el que es rara la semana que no nos llega un anuncio de una nueva licencia en nuestro país. Esto es bueno, tenemos un mercado muy variado. Y esto es malo, para nuestros bolsillos, es imposible seguir el ritmo de todo lo que te interesa. No hace falta comprarlo en el momento de su salida, pero si lo dejas para más adelante, se te junta con toda la avalancha de novedades que salen en ese momento. Al final unas series van tapando a otras, y la novedad siempre tira más que ese manga del que tienes que comprar un tomo número 25.


    Quitando esto, es increíble cómo ha evolucionado nuestro mercado de un tiempo a esta parte. Era un mercado casi exclusivo de novedades, en las que era raro el título no puntero en Japón que podía convivir de tú a tú con la última novedad. Ahora mismo hemos pasado un Salón en el que se han anunciado varios clásicos, y con clásicos, no me refiero sólo a obras más antiguas en Japón, con este adjetivo me refiero a obras que ya han estado en nuestro mercado hace unos años y que vuelven a tener una segunda vida, como puede ser Maison Ikkoku (quien no la tenga es una OBLIGATORIA) Lamu, InuYasha, Yawara! (sólo llegó en catalán) K, EDEN, Level E o PSMH, siguiendo un poco la estela de lo que hemos tenido este año con Mars, la nueva edición de Evangelion o Gunsmith Cats en otras muchas.

    Pero eso es el futuro, y ahora toca hablar un poco del presente y del pasado más cercano, es decir, de lo que hemos tenido durante este año en nuestras tiendas.

    Un resumen rápido sería comentar que Norma ha arrasado, Tokyo Revengers o Chainsaw man lo han petado y siguen estando en boca de mucha gente (TR algo menos ya tras su final). Otro de los mangas más comentados en Japón, Ranking of Kings, nos ha llegado de la mano de Ivrea recientemente, que ha seguido además editando Jojo's Bizarre Adventure (con un poco de descontrol en los últimos meses, o eso me ha parecido a mí) y otras obras del autor. One Piece, Boruto y Dragon Ball Super, el DON (o DOB ahora) también han tenido nuevos números en nuestras tiendas por parte de Planeta. Arechi ha puesto en el mercado a las sirenas de Mermaid Melody, que fueron un bombazo en ventas cuando comenzaron. Milky ha seguido con Atelier y ha sacado otras series muy queridas como Confuso primer amor... o Panini, de la que no voy a comentar ninguna obra en especial, pero sí quiero destacar que estuvo muchos años siendo muy criticada por maltratar mucho el poco manga que sacaban y que ahora no para de lanzarnos novedades, con shojos como la reedición de Ouran Host Club o BL como Coyote.

   
    También quisiera destacar un género, el spokon, que hasta hace muy poco era un género "apestado" del que sólo Slam Dunk se salvó en su día... otra obras como Capitán Tsubasa (Glénat/EDT), The Prince of Tennis (Glénat/EDT) o Kuroko no Basket (Ivrea) se quedaron en las tiendas. Pero ahora las editoriales han vuelto a apostar por este género con Blue Lock (Planeta), Ao Ashi (Norma), Blade Girl (Arechi), Haikyu! (Planeta), Farewell my dear Cramer (Distrito), Capitán Tsubasa (Planeta) de nuevo o Medalist (Ivrea) entre otras. Y quién sabe si nos llegarán nuevas obras de este género o incluso reediciones de obras ya publicadas, como está ocurriendo ahora mismo con la tercera edición de Slam Dunk que nos llega a nuestro mercado de la mano de Ivrea.

CONCLUSIONES
    Estamos en un momento muy bueno de nuestro mercado en cuanto a variedad de títulos. Llegan muchos y son editados con cierta calidad (aunque a veces tienen algunos fallos que empañan un poco el resultado) También es cierto que gran parte de los tomos han visto una subida de precio durante estos últimos meses, lo que hace más complicado poder seguir todo lo que te interesa. Creo que ya no podemos hablar de burbuja, o no al menos en el mismo sentido de la gran burbuja de 2005-2008 cuando muchos mangas se quedaron parados, pero sí me da un poco la impresión de que mucho de lo que traen las editoriales no debe vender lo que se esperaría porque es imposible llegar a todo. Esto también puede compensarse con el público que tiene ahora el mundo del cómic y del manga, que es bastante más amplio y está más extendido que hace unos años. El paso del tiempo nos dirá y ojalá el mercado se mantenga o incluso se expanda más.

Y en unos días, si hago ganas y me da por ahí, comentaré un poco por encima las obras que este año más me han llamado la atención cuando las he leído. Ha habido gratas sorpresas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails