Así comienza... Ajin


Imagínate que te matan y al morir, no mueres, te recompones. No estás en The Walking Dead ni eres un zombie, eres un semihumano, una nueva raza que es incapaz de morir, pero sólo te enteras cuando mueres o te matan. Es una apuesta arriesgada querer saber si lo eres. El caso, nuestro protagonista descubrirá que lo es, y a partir de ahí comienza una huida para que ni los humanos ni los otros semihumanos.

Maravillado me hallo con este manga. Lo llevaba pidiendo tiempo gracias a su grafismo (que me maravilla) y a su argumento. Y cuando he leído el tomo, no ha hecho más que confirmarme que no me equivocaba.

Grafismo e historia oscura y una sensación de persecución y de no estar seguro en ningún sitio, ya que como era de esperar, no sólo humanos irán tras él, si no que otros semihumanos también lo harán, y tienen dominado el hecho de ser semihumanos más que nuestro protagonista.

A ver cómo se sigue desarrollando la historia a partir de aquí, pero podemos estar frente a un título muy potente.

Como curiosidad, para mí este manga está maldito. Se me olvidó comprarlo cuando hice la compra de mangas en el Salón, lo pillé el segundo día de rebote. Y además se me ha olvidado reseñarlo y me ha trastocado la planificación de las entradas del blog... 

2 comentarios:

Hécate dijo...

Cuando acabe con Tokyo ghoul empezaré con esta (me recuerda un poco a TG y no quiero tener la sensación de llevar al día obras muy "parecidas").
Un saludo

Jeparla dijo...

Curioso, no lo había pensado. Pero sí, pueden darse un aire, con la diferencia que en Ajin el protagonista es así desde el inicio y no hay más "problema" que el no morir, y en Tokyo Ghoul tenemos a Kaneki contagiado y luchando contra sus instintos de supervivencia porque no quiere comer humanos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails