Así comienza... Horimiya


"TODOS NOS OCULTAMOS TRAS UNA MÁSCARA… ¡ALGUNAS MÁS RARAS QUE OTRAS!

Kyôko es una alumna modélica y popular que al llegar a casa se convierte en una chica hogareña muy discreta. Miyamura, su compañero de clase, es un tipo del montón con cierto aire de friki que en sus ratos libres se transforma en un chico muy atractivo con piercings y mucho estilo. ¿Qué ocurriría si Izumi y Kyôko descubrieran la cara oculta el uno del otro?"

Nuevo manga de Norma del que apenas sabía gran cosa (de hecho lo desconocía hasta su anuncio) y de los pocos con los que me arriesgo últimamente. Sí, me he arriesgado a pesar de estar abierta con 11 tomos a día de hoy... 

Me ha gustado, vamos, que me ha parecido bastante entretenido. No es algo que necesite leer pero sí ha sido ameno y agradable. Quizá gran parte de la gracia no la tenga la historia, pues no es algo extraordinario y casi diría que es un slice of life. La gracia la tienen los personajes, ya que NO tienen gracia. O mejor dicho, más que no tener gracia, lo que no tienen son clichés y formas de ser típicas y marcadas como en la gran mayoría de los mangas, si no que son personajes normales sin grandes excentricidades y que supongo que irán evolucionado a lo largo de los tomos, aunque esto es suponer demasiado y casi que ya no doy nada por hecho.

Si dudas, yo esperaría a leer más opiniones, incluso las de un segundo o tercer tomo. A ver cómo se desarrolla la historia, ya que también es cierto que tal y como nos la plantean aquí, al final todo el mundo va a saber los secretos antes de que acabe el siguiente volumen.

PD Tiene un poquito de moiré en unas 4-5 viñetas en pelo y ropa de algunos personajes.

1 comentarios:

Jesús T. chusetto dijo...

La gracia está en los enredos amorosos de los secundarios, porque los protas ya se sabe a lo que van xD

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails