Jojo's Bizarre Adventure. Stardust Crusaders

ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA 
Jotaro es un joven que tiene que partir de Japón junto con su abuelo y con un amigo de éste a Egipto para poder salvar a su madre, que ha caído presa de un "hechizo" de Dio Brando, un antiguo enemigo de la familia que además es un vampiro. ¿Podrá Jotaro alcanzar a Dio en el tiempo que tienen de límite antes de que su madre muera para derrotarle y poder salvarla? Con este planteamiento tan simple y directo se nos presenta una de las historias más famosas de uno de los mangas más longevos de Shueisha.

Para bien o para mal, hablar de Jojo's Bizarre Adventure es hablar de esta saga. Stardust Crusaders supone el salto a la fama mundial de Araki ya que crea en una ya famosa Shonen Jump una saga de su manga ya conocido que dará la vuelta al mundo. Y es que Jotaro, el protagonista, no se limita a viajar sin más. No, es que Jotaro tiene un stand (aparecen aquí y es marca de la casa) con el que enfrentarse a otros enemigos y poseedores de estos espíritus, que les pondrán las cosas difíciles. Así que sí, además de un manga a lo Road Trip, Stardust Crusaders es un manga de hostias. Muchas hostias. Hostias como panes. Y esto se traduce también en MUCHA sangre. Y es que este manga se quedó un poco sobrado para lo que venía siendo la Jump.
Parte de la gracia, para mí, viene en la cantidad de personajes diferentes que aparecen en las páginas de este título, y lo gracioso no es sólo que los personajes sean diferentes, si no que sus stands y los poderes de éstos también lo son (quitando los de los protagonistas, que son todos de hostias quitando un par de detalles especiales). Así pues son los enemigos los que dan más variedad al desarrollo de la historia, pues la historia en sí de este título es bien simple: avanzar y quitarte de encima a los enemigos para poder seguir avanzando y quitando de delante a más enemigos hasta llegar a Brando.
Jotaro, Joshep Joestar, Avdol, Polnareff, Kakyoin e Iggy serán los encargados de ir paso a paso a Egipto para poner fin a la vida de Dio. De los protagonistas me quedo sin lugar a dudas con Kakyoin y por mucha diferencia con el resto, seguido de Iggy. No tengo ninguno que me de especial asco pero joder con Araki cómo se pasa con el pobre Polnareff... putada tras putada. En cuanto a los enemigos, la verdad es que a mí personalmente me acaban por cargar casi todos. Mondata y cia. son de lo peor (aunque sus poderes tienen gracia) y sólo se salvan para mí Hol Horse (y no del todo) y Vanilla Ice. Aunque repito, la variedad de los poderes de los enemigos hacen grande a este manga y le permiten al autor jugar y hacer lo que le sale de la cabeza en todo momento, ya sean juegos de azar, combates, carreras o personajes con imanes. Todo está permitido gracias a los stands.
Hol Horse mola en su primer enfrentamiento contra el grupo principal, pero la verdad es que luego deja mucho que desear. Claro, el autor le junta con tal cutrerío que la cosa no puede dar mucho más de sí. Una verdadera pena, porque tal y como Araki nos lo presenta parecía que iba a ser un peso pesado y uno de los enemigos favoritos del autor. Alguien con mucho peso. Pero nada, no creo que se haya portado muy bien con este personaje, podría haber dado mucho más de sí y no dejarse llevar tanto por el segundón. E incluso algunos de los enemigos finales podrían haber sido eliminados y haber puesto a este señor con tan buena puntería.
Pero si tengo que destacar un personaje de entre todos ahí está Vanilla Ice. Con este curioso nombre se nos presenta un personaje desquiciado, loco y sangriento como una máquina de matar programada para obedecer órdenes sin rechistar, sea cuales sean. Ojalá hubiera muchos Vanillas Ices en el viaje de Jotaro, pero claro, la cosa perdería gran parte de la gracia. La aparición de este personaje hace que te plantees si realmente el manga seguirá siguiendo los mismos esquemas que llevaba hasta este momento e incluso te planteas el que el final de la historia no parece que vaya a ser el que todos se esperan. Aunque bueno, el águila de antes de este combate también hace que el manga cobre un nuevo nivel en cuanto a sangre por viñeta.

En definitiva, un manga que encantará a todos los amantes de los shonens de hostias sin igual con este toque "antiguo" que rezuma por todas sus páginas, ese estilo inconfundible y especial de Araki y una gran variedad de poderes con los que sorprendernos página a página. Y es que cuando el autor se divierte dibujando y creando, al leerlo se nota.

Lástima que esto sea una saga de un manga tan largo. Difícilmente lo veremos como todos sabréis. Menos mal que me pude hacer con la edición de VIZ hace ya bastante tiempo.

4 comentarios:

Belit dijo...

Que tomos comprende esta saga? sabes si hay alguno agotado? :)

Pennywise dijo...

Yo leí esta saga hace un par de meses(no recuerdo para cuando programé la entrada xD) y me gustó mucho. Para mi, el mejor enemigo aparte de Dio es el mono y no es coña. Puro yuyu.

Jeparla dijo...

@Belit ¿Japoneses? Ahora mismo ni idea.
Y creo que sí que había alguno descatalogado ya. Yo los compré hace tiempo.

Doctor L dijo...

Del 13 al 28 de la edición japonesa.

Personalmente esta parte me parece de las mas flojas junto a Phantom Blood (la primera) es un tanto larga y el protagonista no es muy interesante ni carismatico. Siempre he preferido Battle Tendency (segunda parte)o Diamond is Unbreackable (cuarta) Mierda, esas sagas si que fueron entretenidas. Ver a Joseph y Caesar luchando contra los Pilar Men o a Josuke contra Kira y su Killer Queen... Aaaa! Una lastima que seguro y no sean publicados por aca...

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails