One Piece #71 Conociendo Dressrosa


Nuevo tomo de One Piece, y con Punk Hazzard ya acabado en el volumen anterior puedo decir que... Punk Hazzard es una de las sagas de One Piece que menos me ha gustado.

Había dragones al principio, algo que se quedó un poco de lado... había una historia con Aokiji y Akainu de fondo, algo que también quedó rápido apartado y simplemente fue una explicación del extraño clima de la isla... había una historia de drogas y niños... que sí, era triste, pero creo que Oda no le supo dar ese toque para que llegara, como pudieron llegar las historias de la Isla Gyojin y su "tenemos miedo de lo que no conocemos, por eso existe el racismo" o Alabasta y su conspiración política, por no mencionar La Saga de la Gran Guerra junto con la frenética entrada y salida de Impel Down, que no dejó ni una viñeta de descanso.

No. Punk Hazzard no ha sido mi parte de One Piece preferida ni me parece que aporte nada especial al manga. Ni Caesar, que me ha parecido aburrido, ni ganas de odiarle ni de reírte de él. Anodino enemigo, que encima ahora llevan a cuestas. Me ha recordado al pesado fangoso que estuvo molestando en la Isla Gyojin. Las únicas gracias eran Trafalgar, que mola,  y la eterna promesa de Don Flamingo...

...promesa que en Dressrosa se va a cumplir. Y no sólo ésa, si no que por fin hace acto de aparición Fujitora (toma spoiler que me comí en One Piece Unlimited World Red) y multitud de enemigos mega fuertes en un dragonbolesco (por decir un shonen famoso) torneo de batallas a más puro estilo Battle Royale de momento.

Y como no podía ser de otra forma, y más con la cantidad de personajes principales que maneja Oda (más el padre e hijo que se les han unido) los separa en grupos como en todas las sagas, grupos que poco van a durar, como podemos ver en este tomo, gracias a un despistado, a un enamoradizo, a unos duendes o un coliseo de batalla, donde podremos ver nuevos piratas y antiguos renovados y amigables, como Bellamy la hiena, detalle que yo agradezco, ya que con Oda siempre puede volver a aparecer cualquiera (¿saldrá el hombre-cofre de nuevo en algún momento?).

Así pues, este tomo #71 me devuelve el One Piece que más me gustaba, con sorpresas a cada nueva página y muchas ganas de seguir leyéndolo. 

1 comentarios:

Juan Manuel Macías Lorenzo dijo...

Yo me temo que Oda está mareando la perdiz, y sinceramente desde Water Seven, el manga ha bajado mucho, aunque es verdad que puntualmente se ven destellos.. Pero.... Por hacer un símil One Piece empieza a recordarme al Barça o la Selección española, lo mejor pasó, y parece cada día más claro que no volverá... Ojalá me equivoque! Un saludo!

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails