Así comienza... Las Flores del Mal


El instituto... qué bonita época. Exámenes, trabajos, chicas, chicos... que se te olvide algo en clase y vuelvas por la tarde a por ello porque el edificio está abierto (esto en el mío no pasaba, si alguien se lo dejaba abierto al día siguiente aparecía desvalijado, con 4 familias okupas viviendo y gente trapicheando... Japón es diferente). Y una vez allí coges tu libro olvidado y te das cuenta que la ropa de gimnasia de la chica que te gusta está en el suelo, la coges, y no la colocas, porque al cogerla oyes un ruido y te la guardas para que nadie vea que la has cogido del suelo... y te vas corriendo con miedo a casa. Lo peor de todo, es que, alguien como tú, estaba en el instituto a horas que no son de clase (esto es ciencia ficción)  y te ve. Y te chantajea. Y claro, no puedes llevarla otro día por la tarde al colegio (que seguirá abierto) sin que nadie te vea usando una excusa tonta como "oh, se me ha vuelto a olvidar el libro"...

Así comienza este esperado (por algunos) manga, que aunque empieza con la absurdez de "uy, me llevo la ropa porque he oído un ruido en vez de dejarla otra vez en el suelo", la locura de la chica de la portada atrae y te llena de la sensación de "quiero leer más".

Lo más rarete del título, puede ser el dibujo... o mejor dicho, las cabezas (algo grandes) de los personajes. Pero como pasa en muchos títulos, el grafismo queda en un segundo plano para dar paso a lo verdaderamente importante, la historia.

Quiero más. Bueno, quiero más desde que vi los inicios del polémico anime. 

7 comentarios:

Elburgundoforo dijo...

Si los institutos japoneses están abiertos después de las horas de clase es por las actividades de los clubs, que pueden prolongarse hasta el anochecer. Los deportivos a lo mejor solo necesitan disponer de los campos y gimnasios y los vestuarios, pero todos los demás utilizan salas y aulas del edificio. Como comprenderás, no les van a dejar encerrados antes de que se marchen.

Jeparla dijo...

En mi instituto y en mi colegio también había clases extraescolares y no nos dejaban pulular por todo el centro y entrar en las aulas que nos apetecieran.

Elburgundoforo dijo...

Es que tú no ibas al instituto en Japón... ¿o sí?

La primera diferencia fundamental es que en España lo que se hacen son, como bien dices, actividades extraescolares, que vienen a consistir en clases de algo (idiomas, arte, alguna actividad deportiva...). En Japón existen los clubs estudiantiles, que NO son clases. Son agrupaciones de eetudiantes que desarrollan una serie de actividades en torno a un tema o materia. Cada club tiene un tutor responsable, sí, pero éste no organiza las actividades (eso es cosa del presidente) y no está presente en las mismas si no se precisa su ayuda. Los estudiantes disponen libremente de una sala o un aula que se les cede para su actividad y de la que se responsabilizan. Es más, cada club cuenta con un presupuesto monetario proporcionado por el centro y administrado por el consejo estudiantil (de nuevo, sin intervención de profesores en el reparto) para las actividades para las que lo necesiten, como es el festival cultural anual y para cuya organización hace falta dinero.

En resumen, podemos decir que se concede mucha más autonomía a los estudiantes, se les está formando para ser más independientes y responsables en cierto modo. Es una cultura muy distinta a la nuestra, no tiene mucho sentido comparar.

Sí, en España de queda abierto el instituto hasta las 10 de la noche y al día siguiente aparece desvencijado. Pero allí no. Pero es que en España le hablas a alguien por la calle en inglés y te mira con cara de oler a mierda, mientras que en un país nórdico te entiende y te responde. Por poner otro ejemplo.

Jeparla dijo...

¿Pero lo he criticado? He hecho una coña comparándolo con el lugar donde vivo y estás soltando un tochaco precedido de una pregunta en tono borde/burlón (o es la sensación que me da a mí) como si fueras el más japonés del mundo.

Y esto no quita para que me sorprenda que tu clase, en la que no hay nadie de ningún club, esté abierta. En el colegio donde trabajo se cierran todas las aulas bajo llave hasta en la hora de la comida, con todo el personal por allí.

Me sorprende esto de los colegios japoneses tanto como el megahiperpatriotismo americano, que los japoneses cuando se constipan vayan en el metro con mascarillas, la vida esquimal o cualquier otra cosa que no se de aquí, y no por ello tiene que ser malo que me sorprenda. ¡Ojalá pudieran estar los colegios abiertos todo el día y no pasara nada! Aquí los cierras con llave y con cámaras de seguridad y te roban hasta el ordenador con Windows 95 que está desconectado en el aula abandonada del último piso.

SpiderCulé dijo...

Un manga muy interesante. El primer tomo, como dices, deja con ganas de más. El tema de las cabezas más grandes, creo que al autor quiere enfatizar en las emociones a través de los detalles que da a las cabezas. Y las exagera. Al menos me da esa sensación, unsa mucho expresiones exageneradas en la boca del protagonista, o en la mirada de la chica.

No he leído Cybercafe a la deriva, con lo que no sé si es su forma de dibujar o es un recurso que usa a menuda.

Pinta bien, es un manga diferente y como educador me interesa la temática.

saludos!

Elburgundoforo dijo...

¿Borde? ¿Burlón? Para nada. Pero si así lo has entendido, lo siento.

Tú has hecho un comentario sobre ese tema como dando a entender "sí, y voy yo y me lo creo" (como si quisieras remarcar que es un recurso forzado y poco realista por parte del autor). Y varias veces a lo largo del primer párrafo, además. Así que yo he creído necesario que se aclarara que en Japón eso está al orden del día: los colegios están abiertos hasta tarde, mucho después de que acaben las clases, y los estudiantes están allí con sus actividades extraescolares. Y por tanto, es fácil que haya alguno que vuelva a recoger algo que se ha olvidado (todos nos hemos olvidado cosas alguna vez, algunas imprescindibles para hacer los deberes del día siguiente, solo que en España te tenías que joder y aguantar).

Es decir, que no es un recurso forzado como se da a entender en la entrada, y me parece conveniente romper esa lanza en favor del autor. A lo mejor no es eso lo que tú querías decir, pero es lo que yo leo entre líneas. Y como pienso que habrá más gente que entenderá lo que yo, o que a lo mejor también cree que es un recurso forzado, pues hago una aclaración. Como la podría haber hecho cualquier otro.

Jeparla dijo...

De lo que me río, y varias veces, es de lo pavo que es el protagonista por tener que llevarse la ropa o no poderla devolver nunca, que eso sí me parece un recurso forzado. Lo de volver al colegio porque está abierto, si lo criticara, tendría que criticar al 100% de los mangas de temática estudiantil, porque no es el primer autor que pone esta situación en su historia.

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails